fbpx

DIFERENCIA ENTRE INFUSIÓN, TÉ Y TISANA

Quizá pienses que son diferentes maneras de llamar a la misma cosa, pero no. Aunque sus propiedades son muy similares, no son lo mismo y no se preparan de la misma manera.

INFUSIÓN

La infusión es una forma de preparar las plantas conseguida a partir de echar agua caliente, que no haya llegado a hervir, sobre hojas o flores. Después se deja reposar durante unos minutos para que los principios activos pasen al agua, y por último se filtra.

El té es el resultado de infusionar la planta del té en cualquiera de sus variantes (verde, negro… que recordemos es la misma planta pero en diferente momento o tratada de diferente manera) sóla o acompañada de otras plantas o frutos.

TISANA

Es la infusión de una mezcla de plantas normalmente con fines terapéuticos. En ocasiones y cuando la mezcla lleva raíces o tallos, se prepararía por decocción.

Mientras que el té requiere que las hojas se dejen en agua caliente entre 3 y 4 minutos, las tisanas requieren al menos 15 minutos, por lo que sus aromas y sabores son más intensos.

Otra de las características de las tisanas es que se suele utilizar más de un ingrediente para elaborarlas: pueden usarse flores, hojas, raíces, bayas y semillas, que se llevan a un punto de ebullición.

INFUSIONES QUE REFUERZAN EL SISTEMA INMUNE

Aunque yo personalmente tomo infusiones todo el año (y muchas), parece que en invierno es cuando más apetecen, porque reconfortan y te hacen entrar en calor. Pero además hay muchas que nos pueden ayudar a aumentar nuestras defensas o a mejorar los síntomas de resfriados y gripes.

Voy a hablarte de varias de ellas. Algunas seguro que los conoces y otras probablemente te suenen a chino 😉

ARRAYÁN

Su uso está indicado para los resfriados, infecciones respiratorias y tos por sus propiedades antisépticas.

ASTRÁGALO CHINO

Muy conocida y utilizada en la medicina china desde hace varias décadas. Es revitalizante, por lo que está indicado en periodos de convalecencia, resfriados comunes, gripes, anemias, astenias primaverales, estrés y ansiedad.

REGALIZ

El palo dulce de regaliz tiene muchas propiedades medicinales. Sirve para aliviar la afonía, la tos, la irritación de garganta y los síntomas de los resfriados por sus cualidades antivirales y antiespasmódicas.

Además, tiene un compuesto llamado glicirricina que tiene una estructura parecida a los corticoides. Por otro lado, el regaliz tiene vitaminas A,B, C y E y minerales como calcio, magnesios, fósforo y hierro.

Para preparar una infusión, se puede lavar, pelar, trocear y hervir, aunque también pudes conseguirlo en polvo.

Otra uso que puedes darle es para hacer gárgaras. para ello deja enfriar antes la infusión.

EUCALIPTO

Uno de los síntomas más molestos que acompañan a los procesos catarrales y gripales es el taponamiento de las vías respiratorias. Para este malestar, el eucalipto es el remedio adecuado, ya que tiene propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y expectorantes. 

Las infusiones que contienen eucalipto alivian bastante los síntomas de las dolencias típicas del invierno, mejorando la respiración y suavizando la garganta. 

CANELA

Entre sus propiedades principales está su acción antiinflamatoria. 

Por otro lado, posee efectos antifúngicos y antibacterianos, por lo que es otra buena aliada contra los resfriados.

UÑA DE GATO

Una de sus principales cualidades es la de aumentar las defensas, ya que es rica en alcaloides, que son sustancias que estimulan la capacidad de los glóbulos blancos para destruir los microorganismos o elementos extraños de la circulación sanguínea.

Posee también propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, depurativas, anticoagulantes, antiespasmódicas y diuréticas.

SAÚCO

Se utiliza para combatir la fiebre y aliviar la tos y otros síntomas de enfermedades respiratorias como la bronquitis y el resfriado. Es un ingrediente muy común en los jarabes naturales para la tos.

Además si se hacen gárgaras, alivia el dolor de garganta.

MALVA

Se utiliza para aliviar la congestión nasal y la tos y en otras patologías como faringitis, laringitis y bronquitis.

Uno de sus grandes beneficios es que calma la irritación de las mucosas.

JENGIBRE

Uno de mis favoritos. Fortalece el sistema inmunológico. Ayuda a eliminar la mucosidad y es un perfecto antitusivo, antibiótico y antiinflamatorio.

Ideal para combatir los dolores musculares y de articulaciones propios de la gripe.

Contiene una importante sustancia activa, conocida como gingerol, que disminuye el riesgo de infecciones en el organismo.

Posee un efecto contra el crecimiento de bacterias y el desarrollo de virus, especialmente en el tracto respiratorio.

El interés por algunas infusiones para aliviar diferentes síntomas procede de la medicina tradicional india, la Ayurveda, por lo que las plantas medicinales ayurvédicas se podrían considerar las antecesoras de las infusiones terapéuticas.

TOMILLO

Otro de mis favoritos. Ayuda a expulsar el exceso de mocos y flemas y también combate bacterias y virus, además de su acción antiinflamatoria, gracias a una de las sustancias que contiene, el timol.

TÉ VERDE CON MENTA

Hierba rica en vitamina C que ayuda a prevenir los catarros y combatir el frío.

También es expectorante y contribuye a mejorar las enfermedades respiratorias.

Prepara un té verde con unas hojas de menta fresca y te sentirás mucho mejor cuando estés resfriado o griposo.

EQUINÁCEA

Está considerada como uno de los mejores antibióticos naturales que existen. 

Estimula el sistema inmunitario, ayuda a la producción de glóbulos blancos y neutraliza la acción de los microorganismos patógenos.

Ayuda a cortar las gripes y resfriados y alivia la sintomatología.

SALVIA

Es rica en vitaminas A y C, además de ser bactericida y antiinflamatoria, cualidades que contribuyen a combatir infecciones y catarros.

Una infusión de salvia es idónea ante un resfriado inminente y ayuda también a regular la temperatura corporal.

GENCIANA

Estimula la producción de los glóbulos blancos, lo cual contribuye a mejorar el sistema inmunitario.

ROOIBOS

También contiene sustancias que refuierzan el sistema inmunitario y se le atribuyen propiedades antioxsidantes.

GINSENG

Es una planta que ayuda a regular el sistema inmunitario, siendo capaz de aumentar el número de linfocitos y activar los macrófagos, que son importantes células de defensa para el organismo.

Además, tiene una fuerte acción antioxidante, la cual ayuda a proteger las células del organismo contra los efectos de los radicales libres y de la radiación, que, si no son combatidos, pueden disminuir notablemente la inmunidad.

ANÍS, CLAVO, MANZANILLA O POLEO MENTA

Estas infusiones son de las más conocidas a nivel popular.

Tienen propiedades calmantes y además actúan contra la congestión, aunque casi todos las relacionamos con problemas digestivos. En el caso de la manzanilla, efectivamente alivia los problemas de ese índole que pueden acarrear los resfriados. Por supuesto, si añadimos a la infusiones (a todas ellas) miel y limón, los beneficios se duplican. (Intenta siempre que la miel sa cruda, es decir, sin refinar ni pasteurizar).

PLANTAS MEDICINALES FEBRÍFUGAS

Son plantas para combatir la fiebre. Hau muchas, pero quizá las más conocidas por este uso sean la ulmaria, el sauce blanco, el cardo santo y el tilo.

Pues bien, si quieres prevenir o combatir los resfriados y las gripes este invierno, ya tienes varios aliados con los que prepararte una buena infusión, que además de ayudarte a mejorar a nivel terapéutico, harán que te sientas mucho mejor y más calentito.

Cuéntame qué te ha parecido este artículo en los comentarios. Si eres fan de las infusiones o por el contario eres de los que no pueden ni verlas ;), que también los hay.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap