fbpx

¿SABES QUÉ SON LOS MUDRAS?

Es probable que de primeras no sepas qué es un mudra, pero te aseguro que los has visto hacer en muchas ocasiones e incluso puede que tú misma hayas hecho alguno de ellos, consciente o inconscientemente. Por ejemplo, es el gesto que todos relacionamos con la palabra OM, o la posición que se adopta con las manos al decir el saludo NAMASTE.

La palabra mudra proviene del sánscrito y significa literalmente «producir gozo».

Los mudras son los gestos que se realizan con las manos y los dedos durante la meditación. También son muy utilizados en Hata Yoga, donde actúan como asanas o posturas realizadas con las manos, dedos y muñecas y que sirven para canalizar la energía entre nuestro cuerpo y nuestra mente.

Pero aunque no practiques meditación ni yoga, los mudras pueden resultar muy útiles en tu día a día, ya que pueden ayudarte en momentos puntuales de estrés, angustia, tristeza, curar o mejorar diferentes patologías, e incluso, según afirman muchos, hasta para encontrar aparcamiento cuando la cosa está difícil  😉

Muchos de ellos no requieren de un lugar especial para realizarlos, así que incluso en una pausa del trabajo o mientras esperas una cola o tomas el sol en la playa, puedes hacerlos sin que nadie se de cuenta.

La mayoría de ellos no requieren ninguna habilidad especial, pero sí un mínimo de práctica y constancia, que oscila entre los 3 y los 45 minutos diarios.

Vamos a profundizar un poquito más.

SIGNIFICADO Y USO DE LOS MUDRAS

Actualmente existen unos 380 mudras, de los cuales 24 son considerados los más importantes o principales según el hinduismo, y son los más utilizados tanto en la práctica de la meditación como del yoga.

Cada uno tiene un significado y tú a nivel personal, puedes utilizar uno u otro según tu estado de ánimo, tu necesidad en ese momento, tu estado espiritual o para conseguir un deseo concreto.

Esto último puede sonar un poco a «magia», pero quiero que tengas claro que los mudras no tienen nada de mágicos, simplemente tratan de energía y de cómo canalizar esa energía para lograr un objetivo, ya sea físico, espiritual o material.

Como dijimos antes, se realizan con las manos, y cada dedo se relaciona con uno de los cinco elementos indios (que no son exactamente los mismos que los 5 elementos chinos).

También se relacionan con los chakras o puntos energéticos del cuerpo y con los planetas.

Veamos esa relación.

RELACIONES ENTRE LOS DEDOS, LOS ELEMENTOS, LOS PLANETAS Y LOS CHAKRAS

  • PULGAR: Representa el elemento fuego (agni). Chakra manipura o plexo solar. Equilibra las energías del cuerpo. Se asocia con la conciencia divina.
  • ÍNDICE: Representa el elemento aire (vayu). Chakra anahata o del corazón. A nivel energético promueve la capacidad de crear y pensar. En él radican nuestros estados de ánimo y se dice que atrae las inspiraciones divinas. Se asocia al planeta Júpiter.
  • CORAZÓN: Representa el éter, el cielo (akash). Chakra vishuddha o de la garganta. Energéticamente nos proporciona armonía con el mundo espiritual y paciencia. Se asocia al planeta Saturno.
  • ANULAR: Representa la tierra (prithvi). Chakra muladhara o primer chakra. A nivel de energía, nos provee de la fuerza necesaria para defendernos y luchar por lo que es nuestro. Aporta fuerza interior, energía vital y salud. Se asocia al Sol.
  • MEÑIQUE: Representa el elemento agua (jal). Chakra svadhisthana o sacro. Nos aporta la energía para relacionarnos con los demás y con el entorno. Tiene que ver con la sexualidad y las emociones. Se asocia al planeta Mercurio.

Al intervenir cada dedo en los distintos mudras, se activa su chakra correspondiente y potencia sus efectos, ya que activamos así zonas del cerebro que estimulan las características anteriores. THECLASSYOGA

¿CÓMO REALIZAR LOS MUDRAS?

Ya hemos dicho que la práctica de los mudras es asequible para todo el mundo y no tiene ninguna contraindicación. Por el contrario, si los practicas con regularidad, pueden aportarte un montón de beneficios como estar más serena y relajada, con más energía positiva, sentir más paz, armonía, mejorar la calidad del sueño y el humor, ser más pacientes, tener más conciencia de una misma e incluso mejorar muchos aspectos de la salud.

Aunque algunos mudras pueden realizarse como hemos dicho casi en cualquier lugar, te recomiendo que si quieres hacerlo de manera regular y adoptar este hábito que tantos beneficios puede aportarte, te reserves todas las mañanas unos pocos minutos, con 5 minutitos bastaría para empezar, aunque por lo que he investigado, lo ideal es llegar al menos a 15 minutos al día. Para mí, el mejor momento sin duda es nada más levantarte.

Puedes adoptar la postura de la «flor de loto» la típica estilo «indio» , sentada en el suelo con las piernas cruzadas y la espalda recta, o simplemente sentada en una silla, con las plantas de los pies apoyadas en el suelo y la espalda recta.

Lo ideal antes de comenzar es hacer unas cuantas respiraciones profundas (2 ó 3) y un «lavado de manos» que consiste en frotar tus manos una contra la otra unas 10-12 veces, para ayudar a que la energía fluya de las mismas.

Después elige qué mudra quieres hacer, según cuál sea tu objetivo y ¡al ataque!. ¡Ah! y una cosa más. Deberás ejercer una presión con los dedos de manera que sientas el flujo de energía, pero no hace falta que aprietes los dedos como si te fuese la vida en ello ;), recuerda que tiene que ser una postura relajada.

A continuación te voy a dejar una selección de los mudras que para mí son los más interesantes y entre los que están algunos de mis favoritos, el mudra Kubera y el mudra Pushpaputa.

PRINCIPALES MUDRAS  Y CÓMO REALIZARLOS

ATMANJALI MUDRA

También se le denomina Añjali Mudra o Pranamasana. Conocido como el mudra del amor puro e incondicional. Es uno de los mudras o «gestos» más utilizados en diferentes religiones y culturas. Parece que es un gesto que nos sale de dentro al pedir algo o dar gracias. Se realiza uniendo las dos palmas de las manos a la altura del pecho, con los dedos apuntando hacia arriba y creando una pequeña cavidad entre las manos. Su potencia máxima se obtiene al mantener las palmas de las manos unidas y elevarlas por encima de la cabeza. Nos libera de las cargas pesadas y con él podemos realizar oraciones y peticiones (a dios, al universo o a quien queramos…)

CHIN MUDRA

Es uno de los más conocidos y el más usado para meditar. Es el gesto que todos hacemos al pronunciar el famoso OM. Se realiza juntando el dedo índice con el pulgar, y extendiendo el resto de los dedos, con las palmas hacia arriba, pero de manera relajada. Lo ideal es hacerlo sentado en la posición «flor de loto», o sentado en una silla, con los pies en el suelo y la espalda recta. Se realiza con las dos manos.

KUBERA MUDRA

Se dice de él que es un mudra muy poderoso. Es el que mucha gente utiliza por ejemplo para conseguir aparcamiento, sin saber que en realidad, tiene «poder» o potencial para muchísimo más. La característica principal de este mudra es que concentra toda la energía de la mente, el cuerpo y el espíritu, en algún deseo concreto (sea el que sea) ayudando a conseguirlo. Evidentemente, no es un mudra con el que puedan ocurrir «milagros», sobre todo a corto plazo, pero de verdad que ayuda si lo practicas con regularidad y concentración. Cuanto más concreta sea tu petición, mucho mejor. Se realiza uniendo los dedos pulgar, índice y corazón en un mismo punto y doblando hacia la palma de la mano el anular y el meñique (como el típico gesto que hacen los italianos al hablar). A diferencia de otros mudras, puedes realizarlo tumbada, sentada, de pie…. y con una o dos manos, aunque con las dos, se potencian sus efectos.

PUSHPAPUTA MUDRA

Es mi favorito y el que practico prácticamente todas las mañanas. Te ayuda a abrir tus pensamientos a la felicidad y a toda la abundancia de cosas buenas que el universo tiene preparadas para ti. Si lo practicas con regularidad y confianza, puede ayudarte a conseguir cualquier cosa que te propongas, desde lo más espiritual a lo más material. En general digamos que predispone tu mente a recibir cosas buenas. También lo llaman el «gesto de las manos llenas de flores». Para este mudra debes utilizar las dos manos. Bien sentada o bien en el suelo con las piernas cruzadas, coloca las manos sobre tu regazo, con las palmas hacia arriba y todos los dedos juntos, pero relajados. Te animo a que lo introduzcas en tu rutina mañanera 😉

SURYA MUDRA

También se conoce como Ravi mudra o Sello del Sol. Es otro de los mudras que se consideran muy poderosos, esta vez, sobre todo en el plano físico y con un importante poder de curación. Es uno de los mudras que se utilizan para adelgazar (si, como lo oyes) ya que acelera el metabolismo, mejora la digestión y ayuda a disolver el exceso de grasa en el organismo, aunque para ello, deberás practicar este mudra a diario, alrededor de 20 minutos y con el estómago vacío. Se hace sujetando con la yema de los pulgares, los anulares de sus respectivas manos, y el resto de dedos estirados. Y sentado.

Aunque dentro de los principales mudras hay muchos otros que me parecen muy interesantes, hoy te dejo con estos cinco para que te vayas familiarizando con ellos.

Si te animas a practicarlos o ya lo haces, cuéntame en los comentarios qué te parecen, si te dan resultados, si te ayudan a meditar o si los utilizas cuando practicas yoga.

En cualquier caso, y aunque no vayas a empezar a hacer mudras, espero que la entrada te haya resultado interesante.

Nos vemos pronto por aquí.

¡Un abrazote!

Alba.

Y recuerda…

BE HEALTHY BE HAPPY

 

 

 

 

 

 

 

Share via
Copy link
Powered by Social Snap