fbpx

LA MOLESTA CISTITIS ¿QUÉ ES?

La cistitis es una inflamación de la vejiga, muy común en las mujeres (de hecho creo que pocas se libran de sufrirla a lo largo de sus vidas), pero que también pueden sufrir los hombres, sobre todo si tienen problemas de próstata.

La mayoría de las cistitis se producen por causas bacterianas, en especial por la bacteria Escherichia Coli (que normalmente vive en el intestino). Las bacterias entran en las vías urinarias a través de la uretra y empiezan a multiplicarse llegando a la vejiga y en los casos más complicados, llegando a los riñones.

Uno de los factores que influyen en que haya una mayor incidencia de cistitis en mujeres, es que tenemos una uretra mucho más cortita (3-4 cm), lo que facilita la entrada de los gérmenes dentro de nuestro organismo.

Otras causas de la cistitis pueden ser: la presión que sufre la vejiga durante el embarazo, infecciones por microorganismos, malos hábitos en la higiene íntima, no beber suficiente agua o ciertas enfermedades como diabetes, cálculos en el riñón, prostatitis

El tratamiento para la cistitis normalmente es bastante eficaz y ésta suele desaparecer a los pocos días, pero los tratamientos convencionales suelen ser antibióticos (como la nitrofurantoína), que aunque para mi es «mano de santo», no deja de ser un antibiótico, y no es recomendable abusar de ellos.

En este artículo voy a mostrarte algunos remedios naturales para combatir esta afección tan molesta. En cualquier caso, si las cistitis son muy recurrentes o no responden al tratamiento, te recomiendo que acudas al médico, para que descarte problemas más graves en los riñones, uréteres o vejiga.

SÍNTOMAS DE LA CISTITIS

Los síntomas más comunes de la cistitis son los siguientes, aunque si la has tenido alguna vez, está claro que los síntomas son inconfundibles:

  • sensación de ardor o quemazón al orinar.
  • Necesidad constante de tener que ir a hacer pis, pero hacerlo en pequeñas cantidades.
  • La orina cambia de color notablemente, suele ser más oscura (amarilla) y espesa, y su olor es más fuerte.
  • Dolor en el abdomen bajo, los costados y la espalda.
  • Incontinencia urinaria.
  • Sensación de malestar generalizado y cansancio.
  • Molestias o dolor durante las relaciones sexuales.
  • Vómitos y nauseas (pocas veces).
  • Fiebre en el caso de que la infección haya alcanzado los riñones.

RECOMENDACIONES

Hay algunas recomendaciones muy simples, pero que pueden evitar que acabes con esta infección tan molesta y desagradable.

  • Es muy importante cuidar la higiene, sobre todo, tratar de no contaminar la zona de la uretra, evitando que los microorganismos penetren en las vías urinarias o en la vagina (en el caso de las mujeres).  Por ejemplo, cuando vayas al baño, intenta limpiarte de delante hacia atrás. Muchas infecciones urinarias se desarrollan cuando las bacterias del recto o las heces acceden a la uretra, y una vez allí, pueden extenderse a otros órganos del tracto urinario, como vejiga y riñones. Y tan importante es lavarse las manos antes de hacer pipí como después 😉
  • En general, para la higiene diaria, es preferible darse una ducha a un baño (independientemente del tema del gasto de agua), ya que el agua corriendo arrastra muchos más gérmenes que el agua parada en una bañera.
  • También es muy importante practicar una buena higiene sexual. Las relaciones sexuales introducen bacterias y otros microbios desde fuera del cuerpo al tracto urinario. Una buena higiene sexual puede ayudar notablemente a reducir la cantidad de bacterias que las personas pueden transferir durante las relaciones sexuales.
  • Ejemplos de una buena higiene sexual serían:
  1. Orinar antes e inmediatamente después de tener relaciones (hombres y mujeres).
  2. Lavar bien los genitales antes y después de tener relaciones (hombres y mujeres).
  3. Usar anticonceptivos de barrera como el preservativo.
  • También se debe evitar contaminar objetos de uso íntimo como tampones, compresas, diafragmas, productos espermicidas etc… De nuevo es muy importante lavarse las manos bien antes de manipularlos.
  • Para favorecer el lavado y limpieza de las vías urinarias y la eliminación de los microorganismos, es fundamental incrementar el consumo de agua.

TRATAMIENTOS NATURALES

Ya dijimos al principio que las cistitis (y sus molestos síntomas) suelen tratarse con antibióticos, pero voy a contarte algunos remedios naturales muy eficaces a los que también se puede recurrir.

Agua tibia con limón

Un vaso de agua tibia con limón en ayunas, permite reducir las molestias de la cistitis. El limón tiene propiedades antivirales, antimicrobianas y antibacterianas, que contribuyen a la salud del aparato urinario, e impide que las bacterias que provocan esta infección, sobrevivan en las paredes de la uretra.

Se recomienda poner el zumo recién exprimido de 1 o 1/2 limón en un vaso de agua tibia y tomarlo justo después de levantarse en ayunas. Puedes añadir una hoja de menta fresca

Equinácea y gayuba

Para luchar contra las bacterias, también podemos usar plantas con acción antibiótica, como es el caso de la equinácea y la gayuba. Esta última es un excelente antiséptico urinario, sobre todo frente a bacterias, pero para que sea realmente eficaz es importante que la orina sea lo más alcalina posible, por lo que se debe combinar con productos alcalinizantes, como el bicarbonato o el limón. Podemos encontrar ambas plantas en forma de diferentes suplementos (extractos, comprimidos, cápsulas etc…).

Uña de gato

Esta planta favorece la estimulación de nuestro sistema inmunitario, y por tanto, ayuda a frenar la infección. Igualmente encontramos suplementos de uña de gato en diferentes formatos y también en infusión.

Perejil, ortiga y diente de león

Si queremos eliminar bien todos los agentes patógenos, debemos lavar bien las vías urinarias usando plantas con actividad diurética, que estimulen la producción de orina y faciliten su expulsión. Para esto podemos utilizar plantas como el perejil, la ortiga y el diente de león.

Para obtener los beneficios del perejil, simplemente tienes que hervir un puñado de hojas en dos tazas de agua (500 ml). Deja reposar, filtra, y bebe 2 veces al día

Abedul

Para luchar contra la inflamación, usaremos plantas antinflamatorias como el abedul, que combina una acción antibacteriana con una antinflamatoria además de diurética. Su uso está muy recomendado para cistitis crónicas acompañadas de falta de micción (dificultad para hacer pis).

Según la sabiduría popular, beber una infusión de hojas de abedul ayuda a expulsar las bacterias a través de la orina, ya que es un potente diurético natural

Linaza

Otra planta antinflamatoria es la linaza, que a su vez permite la reducción del dolor.

Bicarbonato de sodio y vinagre de manzana

El bicarbonato de sodio y el vinagre de manzana también nos sirven para combatir esta infección.

Mezcla un vaso de agua y una cucharada de bicarbonato de sodio y bebe este preparado dos veces al día. Si lo prefieres, puedes sustituir el bicarbonato por dos cucharadas de vinagre de manzana sin filtrar (preferiblemente ecológico)

Arándano rojo

El arándano rojo se encuentra a la cabeza en el tratamiento de cistitis e infecciones urinarias en general. De hecho, cada vez son más los médicos (entre ellos la mía) que lo «recetan» en estos casos. Presenta una acción antiséptica y antibiótica sobre los gérmenes que causan las infecciones urinarias. El jugo de arándanos (puro y sin azúcar), posee propiedades antibacterianas que lo hacen muy adecuado en la prevención (no solo el tratamiento) de la cistitis. La ingesta de media taza diaria de este zumo es un buen preventivo, no solamente de la inflamación de la vejiga, sino de las infecciones de los riñones, próstata, uretra y todo el tracto urinario en general.

El arándano rojo actúa mediante un doble efecto:

  • Por una parte, la abundancia de ácidos orgánicos aumenta la acidez de la orina e impide la proliferación de bacterias.
  • Por otra, los flavonoides desinflaman las paredes venosas e impiden que los microorganismos se adhieran y se multipliquen.

Para aliviar la cistitis debes tomar 1 litro de zumo de arándanos concentrado al día, pues te ayudará a limpiar el riñón y deshacerte de todas las adherencias infecciosas que pueda haber en el tracto urinario

Pero ten en cuenta que no valen los zumos de tetrabrik convencionales. Si quieres tratar la cistitis o cualquier infección urinaria con jugo de arándanos concentrado, elije uno de buena calidad, a ser posible ecológico y por supuesto sin azúcar.

Otra opción más sencilla o más practica es tomar un suplemento de arándano rojo, que normalmente irá además reforzado con D-manosa y/o probióticos, que también son muy beneficiosos en estos casos.

Probióticos

Los probióticos pueden ayudar a mantener el tracto urinario sano y libre de bacterias dañinas. En particular, un grupo de probióticos llamados lactobacilos, ayudan a tratar y prevenir las infecciones urinarias. Los probióticos podemos encontrarlos de manera natural productos fermentados (no pasteurizados) y lácteos como:

  • Yogures
  • Kéfir
  • Chucrut
  • Miso

Cola de caballo e hibiscus

Son plantas que te también son grandes aliadas a la hora de deshacerte de una infección de orina. Estas plantas medicinales ayudan a relajar las vías urinarias, desinfectarlas y desinflamar la zona. Puedes encontrarlas en infusión, en gotitas, extracto, comprimidos…

Agua de cocción de cebolla

Corta una cebolla mediana en cuartos y ponla en medio litro de agua. Hierve durante 30 minutos hasta que se reduzca a la mitad. Cuela el líquido y toma medio vaso en ayunas todos los días durante 9 días. Este remedio ayuda a arrastrar las bacterias que producen la inflamación

Bueno, como verás, hay más opciones además de los antibióticos, pero recuerda siempre que los remedios naturales no son un sustituto de un tratamiento pautado por un médico, sino un complemento. En casos leves pueden ser suficientes (sobre todo los suplementos de arándano rojo y D-Manosa), pero en caso de persistir los síntomas, no dudes en acudir al médico sin falta.

¡Y hasta aquí el artículo de hoy! Como siempre, espero que te haya resultado interesante y sobre todo útil (aunque en este caso de verdad espero que no tengas que usar ninguno de estos remedios jejeje, porque pocas cosas hay tan incómodas y molestas como una cistitis.)

Si crees que puede ser interesante para más gente, una vez más te animo a que lo compartas. Es un pequeño gesto para ti pero una gran ayuda para mi trabajo.

¡Un abrazo fuerte!

Alba.

Y recuerda

BE HEALTHY BE HAPPY

Share via
Copy link
Powered by Social Snap